Coaching Personal y Coaching para el Cambio | Lo que piensan los demás
280
post-template-default,single,single-post,postid-280,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Lo que piensan los demás

Lo que piensan los demás

Hice un trabajo hace unos años en el que tenía que hacer una lista de las virtudes o características que yo veía en mí, puntuadas del 1 al 5 y remitirlas a amigos, pareja, antiguas parejas, familia y compañeros de trabajo. Cuál fue mi sorpresa al ver que lo que yo pensaba de mí se alejaba bastante, en algunos términos, de lo que los demás pensaban de mí. Es totalmente sorprendente, pruébalo y te puedo asegurar que vas a aprender mucho sobre ti.

Te lo dice la número uno en cambios y en superar creencias limitantes y te ánimo a que si tienes alguna duda o necesitas saber cómo cambiar cualquier cosa me escribas al mail de mi web, lo comentes en el blog, seréis bien recibidos.

fotopiensan

La mayor parte de tu comportamiento diario está dirigido a comprender cómo eres percibido por los demás. La mejor forma de comprender cómo eres visto por los demás, es cambiar el auto concepto, es decir, la imagen que tienes de ti mismo. En demasiadas ocasiones, crees saber lo que piensan los demás de ti, pero la mayor parte de las veces se trata de una percepción errónea.

La mejor forma es cambiar la perspectiva que tienes sobre tí mismo, y esto te ayudará a predecir de un modo más ajustado lo que los demás piensan de ti.

El truco está en que los demás te consideran de un modo general, mientras que tu auto concepto está basado en los detalles. Es decir que  “Si te ves a ti mismo a  través de un microscopio y los demás lo hacen a través de unas gafas, estás haciendo las cosas. Te preocuparas de cosas pequeñas que no te deberían estar preocupando, o te sentirás orgulloso de detalles pequeños en los que nadie se está fijando”. ¿Curioso no?

Tener una percepción ajustada de cómo nos perciben los demás, es importante, no ya sólo si atiendes a tu vida personal, sino que adquiere importancia especial a la hora de relacionarte con tu pareja, tus amigos, tus clientes, compañeros o empleados, repercutiendo directamente en la calidad de la relación.

Acercarte a saber lo que los demás piensan de ti, implica cambiar el punto de vista que tienes de ti mismo. “No puedes mirarte a ti mismo sin pasar por las lentes coloreadas de tus propias creencias. El problema que tienes a la hora de tener intuiciones respecto a las impresiones que provocas en los demás, es que sabes mucho sobre ti mismo y muy poco sobre los demás”.

Seguro que como yo, alguna vez has tomado alguna decisión en virtud de lo que crees que los demás piensan de ti. Esto tiene muchas implicaciones tanto en tu ámbito personal como profesional, ya el tener mala percepción de los demás, o que la tengan de ti, puede dificultar sobremanera tus relaciones personales y de trabajo, de tal manera que si no sabes qué piensan tu pareja, amigos, clientes o compañeros de ti, estarás invirtiendo energía y recursos en una dirección equivocada.

El mayor error que puedes cometer cuando intentas comprender cómo eres visto se debe a que la lente que usas para mirarte a es diferente a la que usan los demás”, es decir si te comparas con un mapa: “Puedes mirarte a ti mismo a nivel de calle o desde un satélite. Tú te ves a nivel calle y los demás te ven desde un satélite, por lo que si piensas sobre ti mismo desde esa perspectiva, serás más preciso”.

Digamos que creas escenarios, y concretas tus posibilidades en virtud de la imagen que tienes de ti mismo, si bien esta imagen deja de ser útil cuando distorsiona la idea que tienes sobre cómo eres percibido por lo demás, ya que esto te dificulta enormemente la relación con los demás.

Lo que los demás perciben de ti, pero tú no ves de ti mismo, a menudo cosas que cuesta aceptar, se denomina “Área Ciega”, y constituye un área de oportunidad, ya que te permite conocer como eres percibido, y consiguientemente cómo los demás se pueden posicionar ante ti. Únicamente aceptar, sin defensas, la crítica de los demás, puede hacerte conquistar esta área, aun cuando, a menudo, te resistas a admitir humildemente que eres así, o que tienes tal o cual carencia o limitación. Difícil pero eficaz.

No Comments

Post A Comment