Coaching Personal y Coaching para el Cambio | ¿Tienes miedo al fracaso?
307
post-template-default,single,single-post,postid-307,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¿Tienes miedo al fracaso?

¿Tienes miedo al fracaso?

Uno de los mayores miedos que tenemos las personas es el miedo a fracasar cuando tenemos la oportunidad y deseo de emprender en algo nuevo.

Qué te voy a contar yo que llevo con cambios varios años, saliendo de mi zona de confort cada día y cambiando toda una vida de dedicación al mundo financiero  por el mundo del coaching y del psych-k y ayudando a las personas a conseguir un cambio. La sensación de que no lo iba a conseguir, de que no iba a tener clientes, de que iba a fracasar, que no lo iba a lograr. Claro, no tengo veinte años y este tema de la edad y volver a empezar me causaba estrés, y mírame ahora… La recompensa de poder ayudar a los demás a cambiar es lo que más me satisface.

restodetuvida

Te lo dice la número uno en cambios y en superar creencias limitantes y te ánimo a que si tienes alguna duda o necesitas saber cómo cambiar cualquier cosa me escribas al mail de mi web, lo comentes en el blog, seréis bien recibidos, ya sabéis que la primera sesión es gratuita.

Tenemos la ilusión de que podemos conseguir grandes cosas, personas, vivencias; tenemos esa esperanza de que todo saldrá bien y podemos salir victoriosos… sin embargo, en el otro “lado oscuro” está esa voz interior que nos dice que nada saldrá tan bien como pensamos y que las trampas y problemas harán que fracasemos en el intento de conseguir nuestro propósito.

El tema de los negocios sobre todo es la parte de nuestra vida que más sufre ese miedo al fracaso y nos hace pensar y dudar más las cosas antes de emprender, sobre todo si es algo completamente distinto a lo que veníamos haciendo. ¿Cuál es la razón por la que en los negocios somos más cautelosos o temerosos? Porque además de lo que es el trabajo, implica el miedo a perder la familia si no va tan bien el negocio como creíamos, también el miedo a perder las pertenencias materiales… es decir, el miedo a “no ser capaz” de mantener todo esto estable.

Realmente el fracaso no existe. El fracaso es la opinión que tienen algunas personas de cómo se deberían hacer las cosas.

Mira alguno de estos datos:

Steve Jobs fue despedido a los 30 años de la empresa que el mismo fundó, a Michael Jordan le expulsaron del equipo de su colegio. Os acordáis de Walt Disney? Que le despidieron de un periódico porque decían que no tenía imaginación.

Y así muchos más… y sinceramente, yo no creo que sean unos fracasados, sino que son unas de las miles personas exitosas que hay en el mundo.

Algunas de las cosas que ellos tenían en común lo comparto contigo, para que puedas llegar tan lejos como quieres, por una simple razón, puedes hacerlo:

  • No dejes que un NO te haga decidir tirar la toalla y abandonar.Al igual que ellos y muchas personas exitosas más siempre tenemos obstáculos, opiniones y resultados que no son como esperábamos y nos hacen plantearnos ciertas cosas. Así que te invito a que te replantees cómo hacer de nuevo algo que si te pueda dar mejor resultados, si eso no te ha servido aprende de ello y prueba con otra forma.
  • Lee, practica, rodéate de gente que está donde tú quieres estar e IMPLEMENTA inmediatamente lo que aprendes. Esto es algo que yo sé a ciencia cierta que funciona. Mi mentora no para de repetirlo y la verdad es que sin esto, no se consigue nada, lo he comprobado. No te preguntes si funcionará o no lo que te aconsejan, cuanto más te demores y  dudes más difíciles se pondrán las cosas. No es que lo vayas a hacer mal ni bien, solo hazlo y a partir de ahí después se va perfeccionando la implementación.
  • Hoy es el mejor día para emprender e ir a por tu sueño. Si no te crees una persona preparada, no lo creerás tampoco en otro momento. El éxito empieza cuando te atreves a empezar y solo hay un momento en el que se puede hacer algo… ahora, ni ayer ni mañana, hoy.
  • Desapégate del resultado. Si te has decidido a emprender es que tienes unas muy buenas razones, piensa porqué quieres lograr esa meta. Es tu pasión, tus razones, y lo vas a conseguir porque pondrás todo de tu parte para conseguir ese sueño, así que ahora aprende de las enseñanzas que vas encontrando por el camino y deja atrás la preocupación de cuando conseguirás el resultado final, porque llegará, cierra los ojos y siente como vives ese momento. Si te caes 100 veces, levántate 101… merece la pena.

Hay un dato curioso y es que muchas de las personas no solo tienen miedo al fracaso, sino que también lo tienen al éxito. Como lo lees, miedo a llegar a ser tan exitoso que hace que nos planteemos si merecerá la pena el esfuerzo, las posibles complicaciones, el cómo mantener después ese éxito… piénsalo… ¿a qué le tienes realmente miedo? Sea a uno u otro, estás más que preparad@ para superarlo y disfrutar de tus logros y éxitos. Deciros que a mí me ha pasado y me pasa.

5 Comments
  • Paloma San Román Gómez
    Posted at 20:45h, 23 febrero Responder

    Gracias como siempre por tus artículos. Tus palabras fortalecen mis sueños y me acercan a la actitud adecuada para ir a por ellos.

  • Paloma San Román Gómez
    Posted at 20:46h, 23 febrero Responder

    Gracias como siempre por tus artículos. Tus palabras me acercan a mis sueños y me hacen sentirme capaz de conseguirlos.
    Un abrazo
    Paloma

    • marisol
      Posted at 21:16h, 24 febrero Responder

      Seguro que lo consigues, Paloma, todo cuesta tiempo, trabajo y dinero, pero si no te desanimas e insistes, al final se consigue todo. Da igual la edad, si tienes un sueño lucha por él.

      Un abrazo.

  • Paz
    Posted at 09:23h, 25 febrero Responder

    Gracias Marisol,
    Tus palabras de ánimo ayudan siempre a empezar el día con optimismo.
    Un abrazo

  • marisol
    Posted at 17:45h, 25 febrero Responder

    Hola Paz, el optimismo siempre, porque motivos para ser pesimistas siempre hay. Mira hay una técnica de Richard Bandler, creador de la PNL, un poco burra pero muy sabia: CLPB (calla la p.. boca), cuando reconozcas una voz negativa y no sea el momento de hacerle caso, repítelo, en silencio, en alto, ya verás como funciona.

    Un abrazo.

Post A Comment